logo

 

club

 

EL RELOJ DE AJEDREZ

 

Cada jugador tiene que realizar un cierto número de movimientos en un período de tiempo determinado, estos dos requisitos deben ser especificados con anterioridad. El tiempo ahorrado por un jugador durante un período, es añadido a su tiempo disponible para el próximo período de control.

El control del tiempo de cada jugador se efectúa por medio de un reloj equipado con una bandera, (o cualquier otro dispositivo especial) para este propósito. La bandera se considera caída cuando el árbitro observa este hecho , o cuando el árbitro determina que se ha sobrepasado el tiempo estipulado, aún cuando la bandera, a causa de un defecto mecánico, no haya caído cuando el extremo del minutero haya rebasado el extremo de la bandera. En los casos en que no esté presente el Arbitro, la bandera se considera caída cuando una reclamación ha sido hecha por un jugador a tal efecto.

A la hora determinada para el comienzo de la partida el reloj del jugador que conduce las piezas blancas es puesto en marcha. Durante la partida cada uno de los jugadores, habiendo efectuado su jugada, detiene su propio reloj y pone en marcha el reloj de su oponente.

Cualquiera indicación dada por un reloj se considera concluyente en la ausencia de defectos evidentes. Un jugador que desea reclamar cualquiera de tales defectos, tiene que hacerlo tan pronto como se dé cuenta del mismo, pero no más tarde que inmediatamente después de que su bandera haya caído en el control de tiempo. Un reloj con un defecto evidente será reemplazado, y el tiempo utilizado por cada jugador hasta el momento en que la partida fue interrumpida, será indicado en el nuevo reloj tan exactamente como sea posible. El Arbitro usará su mejor criterio al determinar qué tiempos serán indicados en el nuevo reloj. Si el Arbitro decide añadir tiempo al reloj de uno o ambos jugadores, no dejará a un jugador bajo circunstancia alguna con: a.Menos de 5 minutos para el control de tiempo; o b.menos de un minuto por jugada para el control de tiempo

Si el juego necesita ser interrumpido por alguna razón en la que se necesite la intervención del Arbitro, éste puede detener ambos relojes. Esto puede ser por ejemplo, en el caso de que una posición ilegal deba ser corregida, cuando un reloj defectuoso deba ser cambiado, en una promoción cuando la pieza que solicita el jugador para cambiar por su peón no está disponible inmediatamente, o en el caso de una solicitud de tablas por repetición de posición o bajo la regla de 50 movimientos. Si el Arbitro no está presente, el jugador puede detener ambos relojes para buscar la asistencia del Arbitro.

En el caso del artículo 8.1 y 8.2, cuando no es posible determinar el tiempo utilizado por cada jugador y en el momento de ocurrida la irregularidad, a cada jugador se le asignará un tiempo proporcional al indicado por los relojes en el momento en que fue detectada la irregularidad. Por ejemplo: después de 30 movimientos de las negras se detectó una irregularidad en el movimiento 20. Para esos 30 movimientos, el reloj indicaba 90 minutos para blancas y 60 minutos para negras, se asume por lo tanto que el tiempo utilizado en los primeros 20 movimientos fue el siguiente: Blancas 90 X 20 / 30= 60 minutos Negras 60 X 20 / 30= 40 minutos Esta regla no debe ser usada para dejar a un jugador con menos de 5 minutos para el control de tiempo, o para dejarlo con menos de un minuto para cada minuto para cada movimiento para el control de tiempo, (la ocasión más común en que este problema ocurre es inmediatamente después del aplazamiento, cuando los tiempos en el reloj pueden ser fácilmente ajustados usando los tiempos indicados en el sobre de suspensión).

Un abandono o un acuerdo de tablas permanecen válidos aún cuando luego se encuentre que la bandera ha caído.

Si ambas banderas han caído virtualmente al mismo tiempo y el árbitro no puede establecer claramente cual cayó primero, la partida continuará. En este caso, si las papeletas de anotación no pueden ser actualizadas mostrando que se ha pasado el control de tiempo, el próximo movimiento que se haga será considerado como el primero del próximo control de tiempo.

El Arbitro se abstendrá de llamar la atención a un jugador por el hecho de que su adversario haya jugado, o que el jugador haya olvidado detener su reloj después de hacer su jugada, o informarle cuantas jugadas ha realizado, etc.

 

 

CLUB DE AJEDREZ SAINZ DE VARANDA

 

 

 
ajedrez

 

TORRERO LA PAZ - ZARAGOZA 50007 ESPAÑA