logo

 

club

 

DESVIACIÓN O DISTRACCIÓN

 

La desviación o distracción consiste en alejar del juego, o distraer de las casillas o líneas esenciales de amenaza, una o varias piezas enemigas fundamentales en la defensa, de ahí que esta figura táctica se parezca, a veces, a la sobrecarga.

 

EJEMPLOS


Veamos un ejemplo de distracción en el diagrama nº 1.

21

Las blancas juegan 1.Ce7+, y después de la obligada 1. ...Rh8, 2.Td8!, especulando con la imposibilidad de capturar la torre, por 2.Cxf7++. Puesto que esta amenaza es imparable de otro modo, las negras deben sacrificar calidad con 2. ...Axe5, ganándose con 3.Txf8+.

32

Un ejemplo de distracción espectacular lo constituye el diagrana nº 2, jugando las negras 1. ...Te1!, lo que obliga al blanco a responder 2.Dg4 (pues si 2.Txe1?, 2. ...Dg2++; y si 2.Dxe1, 2. ...Dh5++) 2. ...Dh1+! (efecto Rayos X, otro tema que será estudiado en lecciones sucesivas) 3.Txh1 Txh1++ (Belensky/Pirogov, Moscú 1975).

Cuanto mayor es el poder de la pieza que intente distraer a la pieza-clave enemiga, mayor será su capacidad de distracción.

A veces hay varios temas combinativos que se entremezclan e intervienen en la combinación, con distinto grado de protagonismo. Veamos ahora algunos casos de distracción en los que está igualmente presente la debilidad de la última fila.

43

En el diagrama nº 3, las negras sacan provecho inmediato de la debilidad de la última fila, "distrayendo" a la dama blanca, con la sencilla 1. ...Td1! y forzando la rendición del primer jugador, pues si 2.Dxd1?, 2. ...Dg2++, y si 2.Dxc6, 2. ...Txe1++ (Wexler Bazán, Mar del Plata 1960).

54

La posición del diagrama nº 4 es un caso muy similiar, sin amenazas de mate de por medio. En toda una final del Campeonato Soviético, las negras juegan 1. ...Dc6!, inclinando, con toda naturalidad, al rey enemigo, pues la dama blanca está sobrecargada con la defensa de ambas torres, y si 2.Dxc6, 2. ...Txe1+ y 3. ...bc6 (Ragozin/Panov, 1940).

65

El diagrama nº 5 muestra una posición que un análisis superficial tendería a considerar tablas. El dominio de la séptima fila, sin embargo, permite a las negras especular con dos temas combinativos: la debilidad de la última fila (primera de las blancas) y la distracción de las piezas que la protegen. Juegan así: 1. ...Db2!! y las blancas deben abandonar de inmediato, pues no hay defensa posible de la torre (a1), dado que las blancas no pueden retroceder su dama a d1, a causa de 2. ...Dxf2+ y 3. ...Dxg2++ (Füster/Balogh, Hungría 1964).

76

No sólo las piezas pesadas (dama y torre) protagonizan ejemplos de distracción. En el diagrama nº 6 tenemos un ejemplo de distracción que no llega a concretarse, pero que impide la defensa del bando débil. 1.Ag5!! (no servía 1.g7 de inmediato, por 1. ...f5) 1. ...Ae7 (manteniendo el statu quo, pues si 1. ...fg5?. 2.g7 y 3.Ah7+, ganando fácilmente) 2.g7 y la posición negra se derrumba (Hennings/Walther, Alemania Democrática 1964

CLUB DE AJEDREZ SAINZ DE VARANDA

 

 

 
ajedrez

 

TORRERO LA PAZ - ZARAGOZA 50007 ESPAÑA