logo

 

club

 

BINOMIOS TÁCTICOS

Llamamos binomio táctico al conjunto operativo formado por dos piezas, que llevan a cabo una maniobra táctica eficiente.

En este curso estudiaremos la capacidad operativa de los distintos binomios tácticos posibles, paralelamente al desarrollo de los temas combinativos.

Los binomios tácticos que estudiaremos son:

(entre paréntesis el valor aritmético teórico de la fuerza conjunta)

 
-----------------------------
1. Dama    + Torre   (14)
  
2. Dama    + Alfil   (12'5)
  
3. Dama    + Caballo (12)
 
4. Torre   + Torre   (10)
 
5. Torre   + Alfil   (8'5)
 
6. Torre   + Caballo (8)
  
7. Alfil   + Alfil   (7)
 
8. Alfil   + Caballo (6'5)
  
9. Caballo + Caballo (6)


14

En el diagrama nº 7 tenemos un ejemplo de la eficiencia operativa D+C, en una situación óptima para las blancas, pese a la desventaja material de dos peones. Después de 1.Da3+!, las negras están perdidas, ya que si el rey mueve se perdería la dama, y si 1. ...Rxa3, 2.Cc2++. Observemos que el peón (a4) y el caballo negros actúan en contra de sus propios intereses. Este estorbo de las propias piezas a su rey se llama autobloqueo o bloqueo táctico. La posición corresponde a la conclusión de un estudio de Leonid Kubbel (1925).

A veces la coordinación del binomio es tan perfecta que la jugada más sencilla vence a la "fuerza bruta". Veamos la posición del diagrama nº 8:

15

Las blancas juegan 1.Ae3+ Dxe3 2.Cd5+, ganando.

 

DAMA + TORRE

En las nueve figuras que siguen podemos ver distintas posiciones en las que el binomio D+T asesta mate al rey enemigo. Insistimos en la conveniencia de que el estudioso del curso trate de retener estas imágenes de mate, de grabarlas en su mente, porque en el futuro la presencia de estas imágenes (que los psicólogos llaman residuales) puede permitirle trenzar sorprendentes combinaciones en sus propias partidas.

16 17 18
figura 1
figura 2
figura 3
19
20
21
figura 4
figura 5
figura 6
22
23
24
figura 7
figura 8
figura 9

Observemos ahora algunas posiciones en las que, no sin cierto suspense, sale victorioso el binomio D+T.

25

El diagrama 9 refleja un estudio de B. Horwitz (1862), en el que al existir idéntico material en ambos bandos, no parece fácil que uno de ellos pueda resultar victorioso. La torre negra, sin embargo, está clavada, lo que siempre es un factor negativo, y las blancas, con una maniobra tan sencilla como eficiente, ganarán el juego. 1.Ra5!Dh5+ (obligado, pues de otro modo no pueden mantener la defensa de la torre - 1. ...Dg8?? 2.Th1+) 2.Rb6, y las negras están en Zugzwang, pues si 2. ...Dh7, 3.Dd8+ Tg8 4.Dd4+ Tg7, 5.Df6 Rg8 6.Dd8+ Rf7 7.Tf1+ y ahora el rey negro tiene dos alternativas: a) 7. ...Rg6, y b) 7. ...Re6, perdiendo en ambos casos. a) 7. ...Rg6 8.Df6+ Rh5 9.Th1+, ganando fácilmente. b) 7. ...Re6 y aquí las blancas disponen de una maniobra forzada que les permite dar mate en seis: 8.Tf6+ Re5 9.Dd6+ Re4 10.Tf4+ Re3 11.Dd4+ Re2 12.Tf2+ Re1 13.Dd2++. Por ironía del destino, el rey negro recibe el mate en la casilla inicial de su colega blanco.

Volviendo a la línea original, si las negras jugasen 2. ...Df7, con 3.Th1+Rg8 4.Dd8+Df8 5.Th8+, las blancas ganan la dama, con ventaja decisiva.

26

El diagrama nº 10 es un estudio del gran Troitzky (de 1898), que podría, al igual que el anterior, ser producto natural de una partida, en la que inadvertidamente el blanco podría incluso proponer tablas, de no percibir la sutil manera de ganar: 1.Te6+! Txe6 2.Da6+ Rd5 3.Dc4+ Rd6 (3. ...Re5 4.Dc3+, ganando la dama) 4.Dc5+ Rd7 5.Da7+ y la dama enemiga cae, siendo el final de Dama contra Torre fácil de ganar, según un procedimiento técnico que el lector puede encontrar en cualquier tratado elemental de finales.

27

En el diagrama nº 11 y pese a la teórica calidad (torre por pieza menor) de ventaja, los dos peones y la tremenda fuerza del tren D+A sobre la gran diagonal parecen ser decisivos. Sin embargo, las blancas, con notable sangre fría, desbaratan todo el peligro, imponiéndose con autoridad. He aquí la "sencilla" maniobra: 1.Dc2+ Rd8 (1. ...Rd7? 2.Da4+ y se gana el alfil) 2.Dh7!! (hermosísimo sacrificio de dama, que controla las casillas h1 y b1, amenazando jaques en la última fila) 2. ...Dxh7 3.Txa8+ Rey juega 4.Ta7+, recuperando la dama en una antológica coordinación del binomio D+T. (Estudio de Kubbel, 1925).

 

DAMA + ALFIL

La efectividad operativa de D+A, en condiciones óptimas, puede ser enorme. La diferencia, con respecto a la torre, es que D+A tiene un recorrido que sólo puede ser común a lo largo de diagonales, mientras que con la torre la dama compartía líneas horizontales (filas) y verticales (columnas).

El tandem compuesto por dama y alfil del mismo diagonal se llama tres o máquina, puesto que, de forma similar a D+T situadas sobre una misma línea, barren cuanto se opone a su paso.

En las doce figuras que siguen podemos ver distintas posiciones en las que el binomio D+A asesta mate al rey enemigo. Insistimos en la conveniencia de que el estudioso del curso trate de retener estas imágenes de mate, de grabarlas en su mente, porque en el futuro la presencia de estas imágenes (que los psicólogos llaman residuales) puede permitirle trenzar sorprendentes combinaciones en sus propias partidas.

17 18 19
figura 1
figura 2
figura 3
20
21
22
figura 4
figura 5
figura 6
23
24
25
figura 7
figura 8
figura 9
26
27
28
figura 10
figura 11
figura 12

Veamos, en primer lugar, algunas figuras de mate con este binomio en acción:

2910

En el diagrama 10 vemos en acción a un tren D+A que permitirá inclinar en favor de su banco el desarrollo de la lucha: 1.Axf6 gf6 2.Cxd5! ed5 3.Txe7, ganándose fácilmente, por la presión sobre h7 (Gnauk/Böhm, 1977).

3011

En el diagrama 11 vemos una posición en la que las negras están amenazadas de Dxh6+ y cambio de piezas. Sin embargo, siendo el turno de las negras, éstas juegan 1. ...Df1+ 2.Ag1 Df3+ (efecto rayos X, que estudiaremos).

3112

En el diagrama 12 tenemos una posición que permite al binomio D+A ejecutar un mate técnico que el lector encontrará con frecuencia en la práctica: 1. ...Txe3! 2.Txe3 (si 2.fe3, 2. ...h2+ .Rf1Ag3) 2. ...Ah2+ 3.Rh1 Ag3+ 4.Rg1 Dh2+ 5.Df1 Dxf2++ (Kotenko/Balendo, 1977).

3213

En el diagrama 13 las blancas explotan, igualmente, la fuerza de su tren D+A, precedido por un sacrificio de caballo: 1.Cxf7! Rxf7 2.Dg6+ Rf8 3.Dxh6+ Rg8 4.Ah7+ Rf7 5.Dg6+ Rf8 6.Dg8++ (Tolush/Niemela, 1959).

3314

La posición del diagrama 14 nos muestra una posición que pone de evidencia la enorme fuerza combinada de dama y alfil. Las negras juegan 1. ...Ae2!, y después de 2.Cxe2 Th8+ 3.Rg1 Th1+ 4.Rxh1 Th8+ 5.Rg1 Th1+ 6. ...Dh8+ 7.Rg1 Dh2++ (Manov/Jairabedian, 1962).

 

DAMA + CABALLO

La eficacia de la fuerza combinada D+C puede ser muy grande, ya que el caballo aporta al binomio su peculiar desplazamiento, lo que le permite tejer con la dama innumerables combinaciones y mates.

Aunque ya lo hemos mencionado en un capítulo anterior, vale la pena enfatizar en el mate de la coz, como ejemplo más espectacular del óptimo entendimiento operativo que pueden desplegar D+C.

169

Pese a la enorme superioridad de "fuerza bruta" (material), las blancas asestan mate con el infalible mecanismo táctico conocido como mate ahogado o de la coz, en el que se combinan temas de jaque descubierto y autobloqueo: 1. D36+ Rh8 (1. ...Rf8?? 2.Df7++) 2.Cf7+ Rg8 3.Ch6+! Rh8 (de nuevo hay mate en f7, si 3. ...Rf8??) 4.Dg8!! Txg8 5.Cf7++.

1710

En la posición del diagrama nº 10, las debilidades del enroque negro y la gran actividad de las piezas blancas permiten rematar con brillantez, gracias, precisamente, al tema de liberación de líneas: 1.Aa6! Axa6 (si 1. ...Axe4? 2.Dxe4, con amenazas sobre h7 y c8) 2.Cexg5! Tfd8 3.Th8+! y las negras abandonaron: otras piezas colaboraron para permitir que el binomio D+C llegase hasta el rey adversario (Rater/Belver, 1940).

1811

El diagrama nº 11 muestra una posición en la que puede llegarse a un esquema típico ideal en el que la fuerza conjunta D+C alcanza un nivel óptimo: 1.Txe7! Axe7 2.Dg4, con la doble amenaza de mate en g7 y Ch6+, ganando la dama. Ambas amenazas no pueden pararse simultáneamente, por lo que las negras abandonaron (Kruusiauk/Fokina, 1975).

1912

Las negras parecen atravesar una situación muy comprometida en el diagrama nº 12, pero encuentran un modo muy sencillo de hacerse con la partida jugando 1. ...Db1+ 2.Ac1 Te1+! y las blancas se ven obligadas a rendirse, pues el mate es inevitable (Vatnikov/Borovoi, 1957).

2013

En el diagrama nº 13 llegamos a otro mecanismo táctico que se produce con cierta frecuencia sobre el tablero. Con 1.Txh7+! Rg8 (si 1. ...Rxh7, 2.Dh3+, etc., como en la partida) 2.Th8+! Rxh8 3.Dh3+ Rg8 4.Dg4+ y 5.Dg7++. El lector deberá memorizar este esquema, puesto que un caballo en f5 (ó f4, si hablamos del enroque blanco) permite trenzar secuencias de mate en cooperación con su dama.

2114

La posición del diagrama nº 14, en el que algunas piezas blancas son muy activas, pero con calidad de menos para este bando y un peligroso peón pasado negro en d3, concibe el primer jugador una combinación que pondrá de relieve las excelencias operativas del binomio D+C: 1.Cxf6! (no servía 1.Cgxe5, por 1. ...Tde8 2.Cf7+ Rg7!) 1. ...Txf6 2.Cg5 Txf2+ 3.Rg1 (3.Rxf2? Dc5+) 3. ...Tf1+ 4.Dh2 y las negras no pueden impedir el mate en h7.

 

CLUB DE AJEDREZ SAINZ DE VARANDA

 

 

 
ajedrez

 

TORRERO LA PAZ - ZARAGOZA 50007 ESPAÑA