(17) Diagrama 6a
[P. Keres]

En el diagrama 6a vemos una posición típica en este final, siempre alcanzable aunque el peón se halle originariamente más atrasado, pues su avance a la 6a fila no se puede impedir. Aquí la victoria depende de quién tenga el turno de juego. Si juegan las blancas son tablas, pues con

1.c7+
[y no hay ninguna manera de ceder el turno obteniendo la misma posición. Por ejemplo, después de 1.Rd5 Rc7 2.Rc5 Rc8! 3.Rd6 (3.Rb6 Rb8 ) 3...Rd8 conducen a la situación de la partida]

1...Rc8 2.Rc6
el negro queda ahogado. La defensa negra es fácil: conservar el rey el mayor tiempo posible en las casillas c7 y c8, hasta que el rey blanco ocupe la 6a horizontal, momento en que las negras deben de inmediato situar su rey directamente enfrente del rey blanco. En conexión con este final, quisiéramos recalcar un punto en extremo importante que se refiere a la posición de los dos reyes. En todos los finales de peones, cuando los reyes quedan enfrentados uno al otro como en el anterior ejemplo (es decir, estando en la misma columna o fila con un cuadro en medio de los dos) se dice que están en 'oposición', o más específicamente en 'oposición inmediata', a diferencia de la 'oposición distante', que seda cuando los reyes están separados por 3 6 5 casillas. La oposición diagonal se produce cuando hay 1, 3 6 5 casillas entre ambos reyes, situados en diagonal. Se dice que un jugador tiene la oposición cuando ha conseguido una de las posiciones arriba descritas y corresponde jugar a su oponente. En tales casos el último ha perdido la oposición. Podemos ahora definir la mitad izquierda del diagrama 6 de esta manera: el resultado depende aquí de quién tenga la oposición. Si la tiene el blanco, gana; si la tiene el negro, tablas. *