(139) Diagrama 94
Finales de dama
[P. Keres]

Esta posición pudo haber ocurrido en la partida Alekhine - Stolz (1942), y es un ejemplo razonablemente favorable del tipo de situación que puede surgir cuando el atacante tiene un peón central. Tal peón ofrece al blanco buenas chances de ganar, principalmente porque su rey puede utilizar ambos lados del peón para refugiarse de los jaques. Dado que jugando el blanco ganaría en seguida mendiante

1.Dc2+
[Veamos cómo se defiende el negro si le corresponde jugar. Mucha elección no tiene, lo que significa que podemos analizar la posición decididos a una clara victoria. A 1.-- Db3+ (Pierde de inmediato 1...Da7 2.Rf8 ) 2.Rf8 Lo más simple, aunque el blanco pueda ganar también con (2.De6 Df3+ 3.Df6 Dh5+ (o 3...Dd5+ 4.Rg7 Db7 5.Rf8 ganando) 4.Rg7 Dg4+ 5.Rf8 Db4 6.Da6+ Rb3 7.De6+ seguido de 8.Rg8) 2...Db4 (El blanco cambia las damas tras 2...Da3 3.Dd7+ ) 3.De5! Notará el lector que a menudo las jugadas tranquilas bien calculadas consiguen más en estos finales que los jaques, aparentemente más poderosos. Esta jugada sitúa al negro en zugzwang. 3...Rb3 (si 3...Da3 4.Rg7 gana; y si 3...Ra3 4.Da1+ fuerza el cambio de damas.) 4.De6+ gana. Tras 5.Rg8 el peón corona.; B 1.-- Ra3 De este modo el negro impide a la dama blanca ganar sin pérdidas de tiempo las importantes casillas centrales d4 o e4. 2.Df4! Obviamente hay otros métodos ganadores, pero la jugada del texto corresponde al más simple. Se amenaza ahora. 3.Rf8, y por tanto el negro debe mover su dama. 2...Da7 (Tanto 2...Db3+ ; como 2...Dd7 pierden ante 3.Rf8; 2...Dd5+ 3.Rg7 Dg2+ 4.Rf8 gana) 3.Re6 Jugada única, pues 3...Da8 (3...Db6+ permite 4.Dd6+ ) 4.Dd6+ Rb2 (si 4...Ra4 5.Dd7+ ; o 4...Ra2 5.Dd5+ ) 5.De5+ Rc2 (De nuevo 5...Ra2 permite 6.Dd5+ ; y 5...Rb1 falla ante 6.Db5+ seguido de 7.e8=D.) 6.Dc5+ gana. El blanco cambia las damas en 5D o corona su peón tras 7.Db5+.; C 1.-- Dc7 2.De4+ Las blancas se proponen situar su dama en d4, pues entonces Rf8 ganará enseguida, de modo que el negro debe intentar impedirlo. 2...Rb3 La única jugada. (Tras 2...Ra3 3.Dd4 decide, pues se amenaza 4.Rf8 y 3...Db7 falla ante 4.Da1+ ; 0 si 2...Ra5 3.Rf6 Db6+ 4.De6! y el negro no tiene más jaques.) 3.De3+ Hay desde luego otros métodos ganadores, pero la jugada del texto ilustra una importante idea que bien vale la pena aprender, pues a menudo ocurre en estos finales. 3...Rc2 (si 3...Ra2 4.Rf6 gana; 3...Rc4 4.Dc1+ ganando. Otras jugadas de rey permiten a la dama blanca alcanzar d4 con jaque.) 4.Rg6 El rey blanco inicia un viaje de retorno a la primera fila, sin que el evitar, por muchos negro lo pueda jaques que dé. 4...Dc6+ (4...Dd6+ 5.Rg5 Dd5+ 6.Rh4! Dc4+ (y si 6...Dh1+ 7.Rg3 ) 7.Rg3 Dg8+ 8.Rf2 Df7+ 9.Re1 etc., como en la línea principal.) 5.Rg5 Dg2+ 6.Rf4 Dh2+ (0 si no 6...Df1+ 7.Rg3 y el negro no tiene más jaques.) 7.Rf3 Dh5+ (si 7...Dh3+ 8.Rf2 Dh2+ 9.Rf1 Dh1+ 10.Dg1! etc., como en la línea principal.) 8.Rg2 Dg6+ (Después de 8...Dg4+ 9.Rf1 Dd1+ 10.De1! ; u 8...Dd5+ 9.Rf1 Dh1+ 10.Dg1 , el negro no tiene más jaques que no permitan el cambio de damas. Tampoco se salva con 10...Dh5 11.Df2+ Rd3 12.Dg3+ y la dama blanca gana eventualmente el control de la casilla e8. Esta es la maniobra de que hablábamos. El rey blanco retrocede a la la fila cuando el negro está en la 7', y de esta forma las posibilidades de jaque quedan restringidas a causa de la amenaza de cambiar las damas interponiéndose con jaque.) 9.Rf1 De8 Los jaques permiten el cambio de damas. 10.Re1! gana. Juegue lo que quiera el negro, no puede prevenir 11.De6 seguido de 12.Dd6 y 13.Dd8.]

1...Ra3 2.Dc3+
seguido de 3.Rf8 *